La Educación Misional Contratada realizó el 18 de agosto, el Discoforo “No podemos educar en el cambio, sin hacer ese cambio…Vacunemos el corazón” (Papa Francisco); con participación de estudiantes de sus Instituciones Educativas.

En esta versión “El Caballero de la armadura oxidada”; fue la obra aliada para motivar la reflexión, el autoconocimiento y la sana construcción de la identidad orientada en los valores.

Es posible vivir en comunidad, desde el encuentro con nosotros mismos, teniendo la educación como principal herramienta de cambio. El desarrollo de la sociedad es una tarea colectiva. Vacunemos el corazón.

GALERIA